Cirugía Estética Salud

La enfermedad periodontal (de las encías)

La enfermedad periodontal (de las encías) es una infección de los tejidos que sostienen los dientes en su lugar. Por lo general, esta enfermedad se presenta por malos hábitos de cepillado y mal uso del hilo dental, lo que hace que la placa, una capa pegajosa compuesta por bacterias, se acumule en los dientes y se endurezca. En etapas avanzadas, la enfermedad periodontal puede causar dolor y sangrado de las encías, dolor al masticar e, incluso, pérdida de los dientes.

Causas

La boca está llena de bacterias. Estas bacterias, junto con el moco y otras partículas, forman de manera constante una “placa” pegajosa y sin color que se deposita sobre los dientes. El cepillado y el uso de la seda dental ayudan a eliminar esta placa. Cuando la placa no se elimina, puede endurecerse y convertirse en “sarro” o “tártaro”, que el cepillado no limpia. Solo una limpieza profesional hecha por un dentista o higienista dental puede eliminar el sarro.

Hay una serie de factores de riesgo que contribuyen a la enfermedad de las encías, pero el hábito de fumar es el más importante. El hábito de fumar también puede hacer que el tratamiento contra la enfermedad de las encías sea menos exitoso. Otros factores de riesgo son: la diabetes; los cambios hormonales en las niñas y las mujeres; los medicamentos que disminuyen el flujo de la saliva; ciertas enfermedades, como el sida, y los medicamentos que se usan para tratarlas; y la predisposición genética.

Síntomas: Los síntomas de la enfermedad de las encías son:

  • Mal aliento constante,
  • Encías rojas o inflamadas,
  • Dolor o sangrado en las encías,
  • Dolor al masticar,
  • Dientes flojos,
  • Dientes sensibles,
  • Encías retraídas o dientes que se ven más largos de lo normal.

 

Tratamiento

El objetivo principal del tratamiento es controlar la infección. La cantidad y los tipos de tratamiento varían, y dependerán de la gravedad de la enfermedad de las encías. Cualquier tipo de tratamiento requiere que el paciente tenga un buen cuidado diario en su casa. El dentista también puede sugerirle que cambie ciertos hábitos, como dejar de fumar, para tener mejores resultados con el tratamiento.

Consejos útiles

Puede mantener las encías y los dientes sanos si:

Se cepilla los dientes después de comer con una pasta de dientes que tenga flúor;

Usa hilo dental de manera regular para eliminar la placa que se forma entre los dientes; o bien, puede usar un cepillo especial, un palillo de madera o de plástico, o un “irrigador dental” según lo recomiende el profesional de la salud dental;

Acudir al dentista con frecuencia para que le hagan chequeos y una limpieza profesional y deja de fumar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.